jueves, 8 de septiembre de 2011

Nuevo sistema anti-stress para perros

Buenas tardes,

como es sabido por todos, los perros del primer mundo padecen también estrés, crisis de ansiedad e incluso depresiones (en el tercer mundo esto no le pasa ni siquiera a los humanos, porque están más preocupados en tareas que les resultan más interesantes incluso, como por ejemplo comer, vestirse o acceder a ser vacunados).

Así las cosas, los mejores amigos del hombre también tienen necesidades que ser atendidas. Lo primero, sugieren algunos expertos, es conseguir detectar la ansiedad en el can. Otros además, opinan que el perro debe ser medicado (las malas noticias es que NO lo cubre, al parecer, la Seguridad Social).

Algunos, si cabe aún más eruditos en todas las materias relacionadas (psicología, biología, zoología, caradurez, etc.) sugieren que los chuchos además pueden padecer fobias, y que lo mejor para curarles consiste en recurrir a homeopatía, esencias florales, musicoterapia y demás lindezas.

La verdad es que, ¿qué mascota podría resistirse a sanar con la escucha de un buen disco de Pink Floyd en unos auriculares AKG, mientras se le suministra agua y perfume? Tiene un sentido aplastante; yo ni dudaría un momento de su eficacia.

Sin embargo, como en ocasiones ocurre, son las madres las que se dejan de tanta paparruchada y dan en el clavo con sus remedios caseros. La mía le dio a su perro Otto, un tratamiento anti-stress probado como infalible y usado ampliamente en humanos. A demostración el video-testimonio (conveniente ver con el sonido activado):



Por cierto, hay también versión del tratamiento para humanos (también funciona en frikis):

http://dagobah.net/flash/bubblewrap.swf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de opinar lo que te plazca, pero hazlo de manera educada. Los ataques personales que no hagan ningún otro aporte no serán publicados con el fin de mantener el tono de cordialidad.