lunes, 5 de octubre de 2009

Ahora sí: Google Chrome, el mejor navegador del mundo

Si no hice esta entrada hace ya algunos meses, es sencillamente porque pensé que aún no había llegado el momento.

Google Chrome irrumpió hace aproximadamente un año en la pugna por los navegadores de la web con una propuesta original y completamente diferente a la del resto de sus competidores.

Lo que más llamaba su atención era su original interfaz de usuario y los conceptos tan diferentes de usabilidad que planteaba, pues sin renunciar a ninguna funcionalidad o característica, permitía la navegación de una manera limpia, fácil, divertida y muy, muy rápida.

Pero...

No funcionaba. Los cuelgues del programa eran frecuentes, especialmente en sites que hacían un uso intensivo de javascript/AJAX, como por ejemplo Facebook; recomendar a la gente que usase un navegador que fallaba con la reina de las redes sociales, no era una buena idea.

Sin embargo, y en un tiempo record, Google Chrome ha alcanzado la versión 3, que ha supuesto por fin el navegador que todos esperábamos, y que hoy por hoy, en mi opinión no tiene rival. Os doy mis razones:

Es extremadamente rápido: no solamente en la visualización de las páginas, sino al abrirse y cargar. En la mayoría de sistemas, pinchar y abrir el Chrome con una página de inicio suele ser similar en rendimiento a abrir el Bloc de Notas de Windows XP.

Es bonito: olvidaos de los adornos y skins tan truchos que se suelen ver en Firefox e Internet Explorer. Los temas de Chrome son sencillamente espectaculares, haciendo realmente agradable a la vista usar esta aplicación. Podéis ver algunos de los temas descargables de la página de Google aquí.



Algunos ejemplos de mi propio Chrome "tematizado":





Es cómodo: Sólo hay una barra para todo. La misma barra donde pones la dirección WEB, es la que usas para hacer búsquedas. El sistema de pestañas prescindiendo de la barra superior permite ahorrar espacio en pantalla, aparte de permitir un diseño más confortable en el uso y en su aspecto. La cantidad de ventajas y funcionalidades inteligentes que tiene el navegador son tan apabullantes que en vez de citarlas aquí, mejor os mando a que las leáis vosotros mismos en este enlace. El siguiente video también muestra brevemente el funcionamiento general de sus pestañas.





Es seguro: nadie mejor que Google para conocer los puntos flacos de la red y cómo evitar los problemas de seguridad. Además, el motor de Chrome está basado en un proyecto de código abierto llamado Chromium. Como he comentado alguna vez, el código abierto permite que cualquier persona del mundo ayude a encontrar fallos o vulnerabilidades lo que facilita su resolución en un tiempo record.

Es compatible: Chrome es un navegador que, al contrario de la rama Internet Explorer, está preparado para ser lo más estándar posible y fomentar una WWW independiente y no sometida a las tiranías de Microsoft y de los desarrolladores chapuceros de software. Hasta la fecha no he encontrado página alguna que no funcione en Chrome. Incluso hoy por hoy, es más compatible que el propio Internet Explorer 8, al que han tenido que añadir un botón para poder cargar las páginas creadas específicamente para sus versiones anteriores.


Es fácilmente instalable: la instalación dura segundos, no hace preguntas engorrosas, y lo más importante en el ámbito empresarial: permite ser instalado de manera segura aún sin tener privilegios de administrador del equipo. Este permite que todos lo instaléis sin tener que llamar al informático de la compañía, y sin que ello comprometa la seguridad del sistema o la red.

De momento la versión disponible es para Microsoft Windows, aunque las versiones para Mac y Linux están ya funcionando en su versión beta, por lo que su lanzamiento ha de ser inminente.

Si con este artículo no te he convencido aún de que Chrome es el mejor navegador WEB del mundo, pues compruébalo por ti mismo instalándolo desde este enlace.

Y por cierto... aunque ciertos desarrolladores de software carcas y faltos de estudio no lo quieran aceptar, el futuro de las aplicaciones de gestión y redes está en el entorno WEB, y gracias a tecnologías como AJAX, sólo hará falta un navegador que haga las veces de sistema operativo. En esa línea ya está caminando Google con su anunciado Google Chrome OS (en inglés).

¡Felices momentos cibernáuticos!

6 comentarios:

  1. Como siempre, sigues siendo mi gurú informático... aunque, eso sí, has perdido mucho pelo!

    ResponderEliminar
  2. Sí, y encima me rapo la cabeza, por si quedaba algún resto...

    ResponderEliminar
  3. ¡Totalmente de acuerdo!
    Me costó trabajo instalar el primer Chrome (era usuario satisfecho de Firefox), pero al poco tiempo me di cuenta de que estábamos ante algo sensacional. Sencillo. Util. Práctico. ¿Quién da más?.

    ResponderEliminar
  4. No es oro todo lo que reluce. Tiene agujeros de seguridad importantes.
    Para empezar, esa supuesta ventaja de que lo puede instalar un "No Administrador" ¿A quién se le ha ocurrido saltarse uno de los protocolos de seguridad más básicos?

    ResponderEliminar
  5. En ese particular estoy de acuerdo; a mí como administrador de sistemas me molesta.

    Sin embargo, se si analiza objetivamente:

    -La instalación no toca nada de sistema, sólo copia archivos a la carpeta "home" del usuario.
    -El programa no hace nada nuevo que no hiciera ya el Internet Explorer, que viene ya integrado con el sistema y es mucho más peligroso.
    -El Chrome, al contrario que el Firefox, no tiene su configuración propia de Proxy, conectividad, etc., sino que toma los datos a nivel de sistema operativo (te redirige al panel de Proxy del IE/Windows).

    Así que obviando lo de la instalación "libre", en realidad es más respetuoso con las directivas de sistema que Firefox, que pasa completamente de ellas, obligando a reconfigurar localmente dichos parámetros.

    Por otro lado, si un administrador de Windows quiere prohibir la instalación del Google Chrome, sólo tiene que definir una restricción en la directiva de grupo del dominio o la del equipo; por tanto, en la práctica, lo que yo también interpreté como un problema de seguridad, llegué a la conclusión de que no es tal, sino una gran ventaja para ayudar a la propagación de esta excelente alternativa al Internet Explorer.

    ResponderEliminar
  6. muy buen comentario, desde que empece a utilizar google chrome me senti libre de descargar archivos de descargas directas que jamas pense descargaria en firefox o internet explorer.
    creo que jamas se hara otro igual al chrome!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de opinar lo que te plazca, pero hazlo de manera educada. Los ataques personales que no hagan ningún otro aporte no serán publicados con el fin de mantener el tono de cordialidad.