miércoles, 12 de octubre de 2011

Astrología en los libros de texto

*EDITADO*: Para evitar problemas de copyright he decidido por el momento quitar las páginas escaneadas que originalmente había publicado en el post.

No está bien.

Que a estas alturas de nuestra civilización haya personas que crean en la patraña de la astrología, es de por sí preocupante (y más cuando hay quien vive a costa engañar a otros), pero que se utilice la educación básica para inculcar a los más pequeños esas estupideces me parece mucho más grave y alarmante.

Hace unos días cayó en mis manos un libro de 4º curso de educación básica que se utiliza en distintos colegios españoles. El libro es de la asignatura de lengua española, perteneciente al "Proyecto Tren" de la editorial "La Galera".

Nada más ojear la primera unidad didáctica ya me saltaron las alarmas cuando directamente vi que se ponían a hablarles de los horóscopos y de los signos zodiacales:
"¿Conocéis los signos del Zodiaco? ¿Cuáles son? ¿Cuál es vuestro signo del zodíaco?"
Tras el primer susto, me tranquilicé un poco más cuando vi que aparentemente usaban los horóscopos como un juego para practicar las expresiones lingüísticas que usan formas de futuro o que sirven para hacer predicciones.

Sin embargo, al leer la siguiente página de texto seguí con la mosca tras la oreja al ver lo mucho que se insiste en la adivinación del futuro mediante la astrología, equiparándola a las predicciones meteorológicas:
 "Cuando anunciamos un hecho antes de que suceda estamos haciendo una predicción. Los hombres del tiempo predicen si hará frío o calor, o si lloverá, y lo hacen a partir de datos científicos.
Los horóscopos predicen las cosas que pueden pasar según el signo del Zodíaco y lo hacen a partir de la posición de los astros"
Pero ya el escándalo final fue cuando la siguiente página ofrecía una definición formal y por tanto fuera de duda de qué es una predicción según los autores de este libro:

"Hacer una predicción es anticipar un hecho que ocurrirá, ya sea a partir de datos científicos, de los astros o de la propia intuición"

¡Pero bueno! ¡Hasta aquí podíamos llegar! Ese texto en mi opinión es un claro intento de aleccionamiento en ideas irracionales y supersticiosas.

El peligro, y lo que más me indigna, es que está orientado a niños de 9 a 10 años, una edad en la que el desarrollo de los mecanismos mentales que permiten el pensamiento lógico y el razonamiento crítico es fundamental y en la que pueden verse seriamente perjudicados.

Lógicamente (y aunque no suponga ninguna garantía) cualquier persona que ha aprendido a pensar correctamente a esta edad, tendrá más posibilidades de desarrollar un pensamiento crítico y racional durante el resto de su vida. Intentar hacer entrar en razón a un adulto cuando se trata de temas irracionales, pseudocientíficos o religiosos es prácticamente imposible como a menudo podemos observar.

Pero torcer ya desde niños la capacidad de pensar aplicando la lógica me parece insensato y cruel. Y aún añado: debería ser responsabilidad de todos vigilar y denunciar públicamente este tipo de atropellos y no fomentar que los niños de este país sean convertidos ya desde pequeños en personas irracionales. 

Y al fin y al cabo, los niños son el futuro. Y no queremos que se repita nuestro presente.

10 comentarios:

  1. Terrible la nota; sin duda de continuar así habrá menos ciudadanos escépticos en el mundo.

    ResponderEliminar
  2. Paradojas digiales: 2 delos 6 anuncios que coloca Google al margen de esta entrada (cuando la estoy leyendo ahora) son de tarot. Es un monstruo muy gordo el de la suprestición :-(

    ResponderEliminar
  3. Chunga ha tenido que ser tu educación para que pierdas el tiempo denunciando esta historia estando el mundo como está ...

    ResponderEliminar
  4. tomo nota; en el colegio de mis hijas utilizan libros de la Galera y ya he observado algún error garrafal, pero esto del horóscopo supera todos los límites

    ResponderEliminar
  5. Así es Joaquín... a ver si tengo tiempo y meto en la lista negra todas esas webs de tarot y astrología que aparecen :-(

    ResponderEliminar
  6. Al primer Sr. Anónimo, le diría que precisamente por cosas como estas es por las que el mundo está como está. Y que mis recuerdos de los libros y profesores que tuve en básica son excelentes.

    ResponderEliminar
  7. Verdaderamente sorprendente el comentario del primer anónimo. En fin...

    Gracias por la entrada; es un llamamiento a los padres para que repasemos los libros de los niños antes de que empiecen la asimilación de "conocimientos". ¿Y qué pasa con las Consejerías de Educación? ¿Y qué, con el Ministerio? ¿Hay alguna intención en todo esto o es simple incompetencia?

    ResponderEliminar
  8. Al primer anónimo: si conocieras al autor de la entrada y comprobaras su nivel de educación y cultura, te abochornarías inmediatamente de tu propio comentario.

    ResponderEliminar
  9. Es curioso que en algunos de los comentarios trollescos de Menéame, he leído un argumento contrario a mi artículo que a priori parece convincente: "que una predicción no tiene que por qué ser fiable; que si el que hace la predicción no acierta es ya otro tema, pero que no deja de ser una predicción".

    En cierto modo eso es cierto, si nos vamos a la definición de la RAE. Pero entonces habría que analizar de nuevo la definición que dan en el libro de 4º:

    "Hacer una predicción es anticipar un hecho que ocurrirá, ya sea a partir de datos científicos, de los astros o de la propia intuición".

    ¿Por qué enumerar supuestas formas de predicción independientemente de su fiabilidad? ¿Es una enumeración de ejemplos realmente una definición? Tendríamos entonces que añadir "ya sea a partir de datos científicos, de los astros, del tarot, de la quiromancia, de las tripas de pollo.... o de la propia intuición".

    Sin embargo, habiendo primero dedicado varias páginas al zodiaco y habiéndolo explicado cómo una manera de predecir el futuro está al mismo nivel que los métodos científicos, no puedo sino entender que haber redactado la definición formal con esos elementos juntos (métodos científicos, astrología) es un intento descarado de engañar a los infantes.

    ResponderEliminar
  10. Todos tenemos derecho a elegir que ver o en que creer, pero nadie tiene derecho a imponer, menos cuando una educación debería ser "enseñanza laica"...y tienes razón chico..la educación verdadera comienza en casa....saludos :)

    ResponderEliminar

Siéntete libre de opinar lo que te plazca, pero hazlo de manera educada. Los ataques personales que no hagan ningún otro aporte no serán publicados con el fin de mantener el tono de cordialidad.