Ir al contenido principal

Google+ Badge

El anacronismo del color

En verdad, como decía el maestro de la dialéctica, Sócrates, si yo pudiera daría todo lo que sé, por la mitad de lo que me queda por aprender.

Todos los días uno descubre cosas nuevas e interesantes, desde la hora de levantarse hasta el momento mismo de irse a dormir. Sin embargo, hay veces que aprendemos o descubrimos cosas que nos recargan el intelecto de una energía especial y que nos recuerdan lo maravilloso y complejo que es el hombre.

Comenzaremos por un acertijo sin trampa. ¿Qué tienen en común las siguientes fotografías?








Pues fácil. Tienen en común que todas ellas están tomadas de promedio en el año 1910.

Son fotografías reales, no tienen ningún tipo de truco, ni están artificialmente coloreadas. Son exactamente tal y como se tomaron en su momento.

Lo primero que me llamó la atención al descubrirlas es el hecho de que nuestra memoria fotográfica está condicionada por los medios técnicos existentes en el momento en que dicha realidad fue plasmada.

Evidentemente, sabemos que el mundo no era en blanco y negro hace cien años; pero aún así tendemos a sentir que era algo parecido. Es frecuente, incluso, ver películas actuales que intentan recrear la sociedad de hace un siglo, y aunque están realizadas en color, los directores buscan una paleta de colores menos vistosa, siempre con predominio del sepia o gamas amarronadas. No podemos evitarlo, forma parte del subconsciente colectivo creer que el mundo no era a color antiguamente.

Ello evidentemente no le ocurrirá a los pocos supervivientes que puedan existir aún con recuerdos vívidos de aquella época, pero sí nos pasa a todos los demás porque las imágenes que nos han llegado de entonces son todas como si se tratase de una realidad gris.

Por todo ello, es impactante cómo ciertas fotografías tomadas en 1905, y algunas incluso en 1896, parecen realmente actuales. Como mucho, cabría pensar que son de la década de los 70.

Es justo citar de dónde procede esta galería. Fueron tomadas por un fotógrafo ruso, pionero de la fotografía a color, llamado Sergey Prokudin-Gorsky y pertenecen a una colección comenzada en 1905 que el imperio ruso le encargó por razones propagandísticas.

Para ser exactos, no eran realmente impresiones a color, sino proyecciones a color. El sistema funciona mediante mezcla aditiva de colores. La cámara disparaba en realidad tres exposiciones. Cada una de ellas tenía un filtro para cada color primario de la síntesis aditiva, es decir, rojo, verde y azul. Eso nos daba tres fotografías en blanco y negro, pero cada una con la información lumínica de cada uno de los colores base.



Para recomponer la imagen, bastaba con positivar las tres fotos y proyectarlas de nuevo con sus correspondientes filtros. Eso daba como resultado una proyección a color de una calidad idéntica o incluso superior a la de una diapositiva a color moderna. Aunque décadas más tarde se publicaron algunas versiones impresas a color, estas no tenían tanta calidad como sus versiones proyectadas. Ahora, gracias a que con Photoshop podemos recomponer una imagen a color a partir de sus canales en blanco y negro, han surgido estas nuevas y espectaculares versiones de esas maravillosas fotografías.

Aquí os dejo el catálogo completo y una galería con estas geniales fotografías que os harán sentir como si os hubiesen metido en la máquina del tiempo.













Y el propio fotógrafo y genio artífice de estas espectaculares imágenes:



¡Salud y color!

Comentarios

  1. Sencillamente sublime, independientemente del proceso técnico, que es interesantísimo, la calidad en las composiciones es, en mi modesta opinión, casi perfecta.
    Como ejemplo la número 7 (el autor frente al río)

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Y ya en esa época (que no es que fuese algo nuevo) supo explotar muy bien la belleza de las aguas en movimiento con una exposición larga.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo en la introducción que haces…
    Impresionante.
    Son como un viaje por el "El Túnel del Tiempo, pero sin trampa ni cartón

    ResponderEliminar
  4. PA Q SALADO LA VERDAD Q MWE DOJO DE CARA

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada es muy interesante. Genial. Gracias por publicarla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siéntete libre de opinar lo que te plazca, pero hazlo de manera educada. Los ataques personales que no hagan ningún otro aporte no serán publicados con el fin de mantener el tono de cordialidad.

Entradas populares de este blog

Hoax: El misterio de los números fenicios y sus ángulos

En cierta ocasión, un compañero de trabajo me contó una curiosa hipótesis según la cuál los símbolos que utilizamos hoy en día en nuestro sistema numérico decimal (para entendernos, 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9) tienen su origen en los números de los antiguos fenicios y que dichos símbolos representan el número según la cantidad de ángulos que tenía en su forma y trazo original.
Quizás hayáis visto en algún blog una historia parecida pero atribuyendo el origen a los antiguos números arábigos. Incluso, rizando el rizo, hayáis encontrado artículos diciendo que dichos números son fenicios o arábigos, como si ambas cosas fuesen lo mismo pero con distinto nombre. Y en todos los casos os habrán mostrado una ilustración parecida a esta:


El cero se supone que no tiene ángulos al ser redondo (aunque lo correcto sería decir que tiene infinitos ángulos dado que tiene infinitos lados).
En apariencia parece una hipótesis bastante coherente y no exenta de cierta belleza. La lástima es que en cuan…

EL BULO DEL MEDICAMENTO SUSPENDIDO

Buenas noches, queridas/os internautas/os y demás tribus de crédulos oligofrénicos.
Hace escasamente unos minutos, he recibido un e-mail de alguien que pese a ser bastante inteligente, hombre de ciencias y objeto de gran admiración por mis partes, se ha tragado un bulo de estos que corren por Internet cuando algún tema peliagudo se pone de moda.
En este caso, y en la línea de los conspiranoicos anti-farmaceúticas y anti-vacunas, el e-mail que alguien ha puesto en circulación nos alerta de un "gravísimo riesgo" de sufrir hemorragia cerebralsi tomamos antigripales, debidos a la fenilpropanolamina que estos contienen supuestamente. El contenido del correo es este:

Estas cosas no salen en las noticias, porque si no el mercado farmacéutico temblaría, pero como estoy vinculada al mundo sanitario, me llega información verdadera.
Esther
Dpto. Cardiología
Hospital Insular.
Gran Canaria

Buenos días, no comprar antigripales, tomar solo termalgin o ibuprofeno(dalsy para los niños)
Saludos.

SEC…

La Isla de Pascua y las piedras de Stonehenge: la última tontería magufa

A veces la ficción (magufa) supera por completo nuestras previsiones. En algún momento alguien hizo un dibujo con una clara orientación humorística que terminó como fuente de otra de tantas "teorías" alternativas habituales en el mundillo de la pseudociencia, junto al monstruo del Lago Ness, la desaparecida Atlántida o la Abominable Virgen de las Nieves.
En concreto nos referimos a este curioso dibujo:




Según la ilustración, se sugiere que las piedras de Stonehenge serían en realidad los pies de alguna de las cabezas Moai de la Isla de Pascua.