sábado, 20 de febrero de 2010

FOCUS en Barcelona

Focus, el mítico grupo holandés de rock progresivo liderado por el carismático Thijs van Leer ha pasado por la Ciudad Condal. El evento fue el pasado 18 de febrero, en la conocida sala "Luz de Gas".

Focus fue una de esas bandas que siempre ocupó un hueco especial en el rincón melómano de mi alma; descubrí su música tras interesarme, siendo aún un niño, en Thijs van Leer, que era teclista de las giras de Miguel Ríos de principios de la década de 1980.

Tan sólo dos miembros de la formación original integran actualmente la banda, Pierre van der Linden, y el mismísimo Thijs van Leer, alma y talento indiscutible de la banda Focus. Actualmente, salvo algún reencuentro esporádico, no forma parte de la banda el otro gran pilar, pero a mi juicio no tan indispensable: Jan Akkerman.

Así las cosas, decidí acudir a ver el actual Focus y, aparte de saciar mis tendencias mitómanas, pasar un buen rato de música de calidad.

El concierto comenzó más o menos puntual, con un auditorio sentado que permitía disfrutar de la música con todo nivel de detalle. Arrancó el recital con Focus I, todo un regalo para los fans, y algún otro tema de los clásicos.

Thijs van Leer se dirigió a la audiencia continuamente, buscando su complicidad y mostrando siempre un excelente sentido del humor. Con una voz grave y profunda, que contrasta con la voz de tonos agudos y a veces hasta angelical del Thijs de su juventud, el viejo demostró estar en plenas facultades técnicas y musicales. El paso de los años no ha menoscabado en absoluto el talento de este genial músico. Lo mismo se puede decir de Pierre van der Linden que permanece fiel a la imagen (en todos los sentidos) que siempre tuvimos de él.

Los músicos reemplazantes, Bobby Jacobs (bajo) y Niels van der Steenhoven (guitarra) demostraron desde el comienzo que no han sido invitados a integrar Focus por su cara bonita. Nos deleitaron con un nivel técnico espectacular (especialmente el bajista) y una elegancia, limpieza y buen gusto a cargo del guitarra, casi dignos del mismísimo Jan Akkerman.

Tras los primeros clásicos con los que regalaron nuestros oídos, la banda nos hizo vibrar con "Aya Yuppie Hippie Yee", un tema compuesto entre Thijs van Leer y Bobby Jacobs e incluído en el álbum reciente "Focus 9". He de decir que no soy muy amigo de los engendros que a veces son paridos por las bandas clásicas tras una reunificación o una pseudo-resurrección; sin embargo no es este el caso, pues el tema me pareció que sonaba a Focus en estado puro, Focus del de siempre, y además no de su encarnación blanda y ñoña, sino de la más vital y energética. ¡Hurra!

El concierto fue dividido en dos pases, finalizando el primero con la mítica "Sylvia" en un momento en que la audiencia ya pedía la primera oreja.

La reanudación arrancó con "De ti o de mí", un tema lento, de los nuevos, compuesto por Bobby y que supone otra lección de clase y buen gusto. También nos deleitaron con temas como "La Catedrale de Strasbourg" o "Round Goes the Gossip", así como con diversas demostraciones de poderío individual donde cada músico dio lo mejor de sí mismo.

Tras "Venus", Thijs se recreó en una de sus fantásticas improvisaciones de Hammond, flauta y voz que me hicieron alcanzar el nirvana; fue una lástima que no pudiera traer en el avión su órgano, ya que esto nos privó de su brillante improvisación con el vocoder (como la que podéis ver en este video que sigue); en su lugar tocó con un B3 alquilado que tampoco sonaba precisamente mal.



Al igual que en el anterior video, su "performance" individual desembocó en la guinda del pastel, "Hocus Pocus", ante la ilusión y jaleo del público asistente.

Tras el apoteosis final, un grupo de admiradores nos quedamos a la espera de poder charlar con los músicos; por desgracia nos desalojaron de la sala y tuvimos que esperar en la calle más de una hora, a punto de morir congelados y mojados.

Pero la espera tuvo premio; los músicos (a excepción de Pierre van der Linden que hizo mutis por el foro) aparecieron y nos brindaron su cálida compañía y se prestaron a todo tipo de peticiones caprichosas por parte de los fans. Finalmente, la masa se dispersó y un grupito de admiradores nos quedamos con Thijs quien, durante más de una hora, nos tuvo a todos con la boca abierta.

Pude charlar con él de cosas que siempre quise haberle preguntado. Nos concedió un largo discurso en el que habló de todo tipo de temas, tanto personales como artísticos, de actualidad, musicales y de la historia de la propia banda. Demostró ser un hombre sumamente inteligente, interesante y fascinante a partes iguales.

De todo cuanto nos contó en un perfecto inglés, me quedo con algunas citas que deberían pasar a la posteridad:

-"Shakira hace un trabajo interesante, creo que es muy musical" (cuando alguien se la puso como ejemplo para comparar la música-basura actual con lo que se hacía antes).

-"Siendo francos, es poca la música que he tomado como referencia en mi vida: Bach, Bartok y Miles Davis, a lo sumo. Artistas como los Rolling o los Beatles están bien para bailar en una fiesta, y poco más" (se contonea y burlescamente canta "She loves you, yeaaah, yeah, yeah").

-"No sé por qué llamamos a esto 'rock progresivo' cuando llevamos más de treinta años haciendo lo mismo; habría que llamarle más bien 'rock regresivo' para ser exactos".

-"Tato (Gómez) y Mario Argandoña, con quienes tocaba por aquella época tras dejar Focus, me propusieron integrar la gira de un cantante de rock de éxito en España. ¿Miguel..qué? Yo el único nombre que español que conocía era el de [lo pronuncia jocosamente] Julio Iglesias. La cuestión es que cuando conocí a Miguel Ríos, lo primero que me llamó la atención es que, mientras que las estrellas del rock tipo Mick Jagger son más bien afeminadas e histriónicas, Miguel era un tipo varonil, musculoso, emanaba energía y poder. Nunca había visto algo así." (cuando se le pregunta por sus recuerdos de la gira Rock & Ríos).

-"Recuerdo que hice con Miguel Ríos las giras desde 1980 hasta 1983. En 1982 grabamos en el Palacio de los Deportes de Madrid [se refiere en realidad al antiguo Pabellón del Real Madrid, lugar de míticos conciertos en los '80s] aquel fantástico concierto que hace poco ha salido en DVD y cuyo álbum todos escuchasteis durante décadas. 'Bien-ve-ni-dooos!!' [canta]. En 1983, tras el éxito del Rock & Ríos, Miguel Ríos se había convertido en una fenómeno de masas, recuerdo que Coca-Cola patrocinaba la gira; se hacía una entrada espectacular en la que dicha marca de bebidas mostraba un video introductorio en un montaje audio-visual con el escenario oscuro, y rápidamente todo se iluminaba y aparecía Miguel con el grupo mientras el público que llenaba por completo el estadio estallaba en éxtasis; jamás había vivido algo así antes de aquello."

-"Da un poco de vértigo cuando subes a lo más alto, y luego tienes que amortiguar la caída; a estas alturas todos hemos asumido que la música de Focus nunca más saldrá en las radios-fórmula como un día fue, pero eso no es malo. Los DJs de las radios son los que mandan y si ellos no te ponen, no sales, aunque a veces dan ganas de untarles con dinero para que lo hagan [risas]. Pero la verdad es que es mucho más mágico que a la salida haya auténticos fans como vosotros, esperando, pues sabes que ellos te valoran por tu música y tu talento, y no simplemente porque tu grupo esté de moda en la radio" (esta fue su respuesta cuando un chico le preguntó si era difícil aguantar a los frikis de turno a la salida del concierto).

-"Hmmm... esto parece cosa de Akkerman" (cuando un fan le da un vinilo con la firma del ex-miembro del grupo para que lo complete con la suya propia).


Aparte de otros muchos comentarios y citas brillantes, habló de varios temas personales, algunos tristes, e hizo un ejercicio de nostalgia al tararear con una mezcla de ilusión y melancolía muchas de sus intervenciones históricas. Cuando elogié su "intro" de piano en el "Blues del autobús" nos pusimos juntos a cantarla y tocarla en un "piano invisible", lo cuál fue un momento emotivo para mí.

Igualmente, cuando le dije que yo era de la ciudad natal de Miguel Ríos, me dijo "¿recuerdas aquél precioso tema de Al-Andalus?" De nuevo tarareaba ilusionado la melodía de la flauta que tan magistralmente ejecutó entonces para la posteridad.

Finalmente, Thijs van Leer marchó al hotel (que estaba a sólo dos manzanas) tras haberme dado el privilegio de compartir su generoso discurso, darme acceso a sus mejores recuerdos y pensamientos, pero, por encima de todo, tras un enorme derroche de talento, humor y buena música.

Muchas gracias por todo, Thijs.


4 comentarios:

  1. Una crónica muy buena e interesante, me agrada el estilo que le has dado, la estructura realizada y cumple con el sistema 6WH. (Well done).(Hablaremos definitivamente más de esto en su momento). Au revoir.

    ResponderEliminar
  2. Como cualquier estudiante que yo también fui, siempre te enseñan a responder las 6 preguntas cuando se hace una crónica; te esfuerzas en aplicar las 5 formas normales cuando diseñas una base de datos; a no crear falsas relaciones entre voces, ni intervalos de 5ªs ni 8ªs paralelas y a resolver las disonancias bajando cuando escribes una coral; a respetar la regla de los tres tercios cuando miras a través de la cámara, y a no hacer cambios de eje entre planos, y mucho menos cometer errores de raccord.

    Pero, a la hora de la verdad, todo es mentira.

    Y sin embargo cuando haces algo con las ideas claras, las 6W se responden solas, la base de datos no tiene dependencias erróneas, las voces de la coral resuelven sin crear intervalos paralelos molestos, dibujas o fotografías las masas ocupando el espacio que deben en la composición, y jamás realizas un salto de eje.

    Y lo mágico de todo eso: que no le habías prestado atención.

    Ah... misterios de la vida.

    ResponderEliminar
  3. Estupenda crónica... me has hecho vivirlo casi como si hubiera estado allí contigo. Yo también fui fan de Focus y de Jan en su momento, aunque los tenía un poco olvidados. Esos momentos de relajada y sincera conversación con los grandes son un privilegio que sólo las mentes más inquietas disfrutan y valoran en su justa medida.

    ResponderEliminar
  4. (Salió un poco a flote mi más reciente faceta de docente), pero para evitar que te queden dudas al respecto lo diré mejor en mis propias palabras: Has tenido la idea clara, logrando transmitir el mensaje de forma tal que uno como lector se sienta participe activo de la acción, el lenguaje es fluido, (como entre camaradas) y me ha agradado que no dejas vacío alguno en su redacción, es por esas razones que te he dicho que has hecho una muy buena e interesante crónica!!!! En pocas palabras: Me ha agradado!!!!.(Hablaremos definitivamente más de ella en su momento). Que pases feliz día o noche (depende de cuando le leas).

    ResponderEliminar

Siéntete libre de opinar lo que te plazca, pero hazlo de manera educada. Los ataques personales que no hagan ningún otro aporte no serán publicados con el fin de mantener el tono de cordialidad.