miércoles, 20 de mayo de 2009

Manipulación religiosa en la saga "Ice Age"


Al principio no le di importancia; querer ver connotaciones antiabortistas en el feliz argumento de una película en la que unos bichos hoy extintos protegían un bebé durante un largo recorrido, me hacía verme a mí mismo como un conspiranoico idéntico a los que habitualmente critico. Sin embargo, de haber conocido el desarrollo y evolución de las demás películas de Blue Sky Studios, ya aquella primera Ice Age la habría puesto en cuarentena.

El primer aviso que me tomé en serio vino con la secuela, Ice Age 2: el deshielo, en la que nuestros amigos tienen que huir del deshielo de la última glaciación, para lo cuál recorren una larga distancia que les permite alcanzar ¡el mismísimo arca de Noé! ¡Válgame Ford! Se supone que es una película muy enfocada al público infantil, en la que enseñan algo de historia natural, y por tanto se le presupone cierto valor pedagógico, y me salen con esto.

Pasado el berrinche, e intentando autoconvencerme de que el arca del tal Noé está demasiado incrustrada en el imaginario colectivo como para tomarlo por el lado religioso, esperé hasta el siguiente lanzamiento de la compañía, más reciente: Horton, basada en el cuento del popular escritor infantil Dr. Seuss.

En esta singular historia, un elefante se encuentra con una pelusa que, según él, alberga una diminuta comunidad de personitas que todos los demás consideran invisibles. Las frases más machacadas de la película son "que no podamos verlo no quiere decir que no exista", y la aún más preocupante "por muy pequeño que sea, no deja de ser una persona". Para poner la guinda, la mala de la película es una horrible señora-canguro que censura continuamente al pobrecito Horton por inculcar estúpidas creencias de seres invisibles al resto de jovencitos, al tiempo que se vale de unos perversos monos, que como todo ilustrado creacionista sabe irrefutablemente, son los principales aliados de la Teoría de la Evolución.

Ni que decir, que en la "diminuta comunidad" se resaltan valores como familias con cien hijos, y la continua creencia de un ser superior que les habla desde fuera de la pelusa, y que en este caso no tiene barbas blancas, sino trompa. Incluso los créditos de la película están acompañados con una canción llena de metáforas de corte creacionista en las que se regocijan intercalando frases como "ahí tienes una metáfora", o "el que lo quiera entender, que lo entienda".

Pero, por si podía empeorar la cosa (si algo puede ir peor, irá), van y sacan Ice Age 3, que se estrenará con el consiguiente subtítulo LA APARICIÓN DE LOS DINOSAURIOS.
Ice Age 3: The Dawn of Dinosaurs


Stop.

¿Habéis leído bien? Siguiendo la cronología de la saga, tenemos un perezoso, un mamut, y un tigre de dientes de sable (ok), que a finales del pleistoceno (vale), acompañan a un bebé humano (bueeno), que más tarde intentan huír del deshielo de la última glaciación para no extinguirse, que se suben al arca de Noé (¡ufffff! qué avanzada estaba la naútica hace 15000 años), y que, después de todo eso, asisten tranquilamente a la aparición de los dinosaurios.


Bien, vayamos por partes. Como todo el mundo sabe, los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años. y aparecieron hace unos 160. Los animales que protagonizan la saga, al igual que los homínidos, pertenecen al pleistoceno y aún apurando y remontándose atrás en el tiempo todo lo posible, podríamos irnos como mucho a un millón y medio de años antes. Pero, ¿cómo se justifica este ajuste con calzador de 160 millones de años?

Sencillo: hay que ponerse en la mente de un creacionista cegado por su fe y sus pocos conocimientos. Para esta gente, que proponen que el creacionismo religioso (disfrazado con una etiqueta inventada llamada "diseño inteligente", o ID por sus siglas en inglés) sea enseñado en las escuelas con la misma validez de la biología evolutiva y equiparada totalmente a ésta, el hecho bien conocido de que los dinosaurios no convivieron con el hombre les supone una china en el zapato del tamaño de una sandía.

Puesto que la mayoría de creacionistas suelen estar vinculados a alguna rama del cristianismo, y muchas veces literalistas, están convencidos (porque sí) y de ello nos quieren convencer, de que el hombre lleva en la Tierra hace apenas unos miles de años, que es cuando, según el Antiguo Testamento, dios nos creó (junto al resto del universo). Desde la perspectiva de una civilización antigua, tragarse los cuentos que narra la Biblia tiene cierto sentido puesto que la base de conocimiento acuñado por la humanidad no se parece en nada a la que tenemos ahora.

Pero, en pleno siglo XXI, sabiendo lo que sabemos, con el grado de desarrollo tecnológico y científico actual, y los siglos de estudio de todas las disciplinas involucradas en la historia del planeta, los creacionistas tienen un serio problema para explicarle al nene al que están aleccionando por qué si dios creó todo hace 20.000 años, tenemos museos repletos de fósiles de dinosaurios y otros seres prehistóricos de los que la Biblia no dice nada de nada.

La elegantísima solución que han encontrado los grandes pensadores de las tribus cristianas es sencillísima: le contamos a nuestros hijos que en efecto existieron los dinosaurios, que tenemos muchas pruebas de ellos, y que todo ello ocurrió también hace unos 15.000 años, a la par que la tal Eva (¡mujer tenía que ser!) nos aguó la fiesta montándoselo con la bicha aquella de la manzana (algo no le dejaremos de reconocer a la Biblia, y es su fascinante creatividad).

¿Que no os lo creeis?

Miradlo con vuestros propios ojos:

Museo de la Creación
Humano primitivo feliz con su dinosaurio mascota.

Esta foto pertenece al Museo de la Creación, sito en Cincinnati, y que ilustra de manera fiel y precisa la ideología que los creacionistas quieren inculcar a todas las nuevas generaciones. Lo peor de todo es que en EE.UU. han ganado mucho terreno gracias al apoyo del peor presidente de la historia de ese país, o lo que es lo mismo, el infame George W. Bush.

El arma con la que se han equipado los creatas es algo llamado Teoría del Diseño Inteligente, lo cuál es una sarta de barbaridades sin pies ni cabeza que vienen a explicar que el mundo tiene unos pocos miles de años, que los seres vivos son diseñados por un ser superior (dios, claro), que la evolución por selección natural es falsa, y que por tanto dicho diseño inteligente ha de ser explicado en las escuelas en las clases de Ciencias.

El problema es que, debido a la terrible falta de cultura científica de gran parte de la sociedad, el D.I. consigue implantarse a base de explotar las lagunas de quienes lo han de evaluar, y usando las más retorcidas manipulaciones y falacias que puedan imaginarse. Para cualquier persona con cierto conocimiento de la materia, refutar la colección de tonterías que dicen los creacionistas es tan fácil, que por desgracia a veces ni se molestan en hacerlo.

Afortunadamente, en España este movimiento aún no tiene tanta fuerza, aunque es fácil encontrar a escritores como Matilde Asensi, que debido a su completa ignorancia en temas científicos, y a su claro proselitismo sobrenatural, defiende en alguno de sus libros los mismos argumentos infantiles y desinformados de los creacionistas internacionales. Por desgracia, el lector habitual de ese tipo de novelas no es precisamente un candidato al próximo premio Nobel, así que tiene una clara desventaja a la hora de que se la cuelen.

En EE.UU., surgió un movimiento muy divertido como protesta a la enseñanza del D.I. en las escuelas e institutos, que tomó forma de nueva religión y que se llamó Pastafarismo, o religión del Monstruo de Espagueti volador. Dicha parodia de religión asegura que fuimos creados por un monstruo formado por espagueti y albóndigas, y tiene sus libros que así lo atestiguan de manera incontestable, su código moral y sus aplastantes argumentos. El objetivo fue exigir que se explicara la teoría de la creación del universo según el pastafarismo, ya que los razonamientos que la defendían eran tan "convincentes" como los usados por los cristianos para defender el diseño inteligente.
Espagueti Volador

Afortunadamente, el pastafarismo consiguió su propósito original por reducción al absurdo, o sea que eliminasen la enseñanza del Intelligent Design como asignatura "científica" en las escuelas de Kansas, donde se llevaba impartiendo desde un año antes.

La pregunta es, ¿hasta cuándo aguantaremos en España sin que hordas de fanáticos religiosos se instalen con comodidad en nuestro país? Me temo que llevando a nuestros hijos a ver bazofia creacionista como Ice Age 3, lo tienen cada vez más fácil...

25 comentarios:

  1. Oye, ¿tu has visto la peli o simplemente despotricas sin saber? Yo sólo he visto el trailer (parece que ya he hecho más que tu) y los dinosaurios que aparecen los "encuentran" tras una especie de terremoto. Vamos, que estaban como en la peli (porque del libro casi mejor no hablamos, que seguro que muchos ni saben que existe) de "viaje al centro de la tierra", que tambien tiene dinosaurios a tutiplen en plena actualidad. Aunque segun tu planteamiento, puede que Verne tambien fuese creacionista... (se ha notado la ironia, se ha notado la ironia!?)

    ResponderEliminar
  2. Estimado Anónimo: ante todo gracias por su comentario. La película aún no se ha estrenado, y el hecho de que los animalitos aparezcan tras un terremoto no arregla nada después de que el subtítulo de la película sea "The dawn of Dinosaurs".

    Evidentemente haber usado la expresión "the dawn" lleva implícita la propaganda que estos creacionistas venden allá donde van. Que los "albores" de una especie animal emanen precisamente de un terremoto le da si cabe un tinte más bíblico al asunto.

    Si la película fuese un hecho aislado, quedaría en una simple anécdota; el problema es la secuencia de hechos a lo largo de todos los largometrajes de Blue Sky Studios, ya que ésta coincide de manera clara y alarmante con los postulados del creacionismo, llamémosle, oficial.

    En cuanto a su alusión en la que usted supone, no sé aún cómo, que yo no he visto el trailer, le invito a que se dé una vuelta por algunos sites acerca de creacionismo, lea un poco acerca de su ideología, así como de otros intentos de esta gente por "colársela" a los más pequeños (y visto lo visto, no sólo), y después revise de nuevo la saga completa de animación. Quizás se sorprenda.

    Quizás un buen punto de partida sea esta página:

    http://objectiveministries.org/creation/dinosaurs.html

    Saludos desde el pleistoceno.

    ResponderEliminar
  3. Vaya mierda, a está gente todo les huele y les apesta, no pueden vivir sin sus grandes descubrimientos, dejen todas las cosas como están, inviertan su tiempo en algo mas productivo que esto. A quien coño le importa el sentido de la saga Ice Age, a un niño de 8 años no creo...

    ResponderEliminar
  4. Créame, señor Anónimo, hay muchos padres de hijos de 8 años a los que sí les importa la (de)formación de sus hijos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Creo que ante todo las peliculas infantiles han de transmitir valores que si nos fijamos no son exclusivos de la religion sino más bien universales. Me refiero a valores como la amistad, el ayudar a los demás, sentirse bien con un mismo, etc...

    Me parece que más que valores explicitamente antiabortistas son peliculas en las que la vida ocupa un valor fundamental.

    No veo yo a las peliculas infantiles promoviendo el egoismo y valores negativos, la verdad.

    Sobre los argumentos creacionistas me parece que son más una licencia artística para poder contar una historia que un intento de manipulación, pero, en fin, yo no sé lo que hay detrás

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Amigo Efrén, comparto en gran parte contigo los argumentos que aquí me expones y creo que no son incompatibles con el post (sobre todo si los ceñimos a la primera entrega).

    No obstante, hay muchas formas de usar licencias artísticas sin que se dé la extraña coincidencia de que en todas las producciones de Blue Sky, dichos argumentos se exhiban al más puro estilo del creacionismo más integrista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Me parece que este asunto está un poco exagerado. Recuerdo un par de escenas en la primera. En una de allas aparece un TRex congelado con el que se llevan un buen susto y no me extrañaría (especulo) que se desconegele y sea el de la portada de la tercera. En otra aparece una secuencia de animales congelados en fila, que al ponerse delante el perezoso protagonista represetan toda su evolución. Si toma un creacionista esta última escena tomaría la película por evolucionista y no la dejaría ver a sus hijos.
    Creo que estas peliculas se refleja únicamente la cultura o incultura de sus creadores sin más pretensiones en ese sentido.

    ResponderEliminar
  8. Sólo un par de comentarios:

    1. Atribuir una carga ideológica a cualquier producto es un error. Es un error muy similar al que cometen los fundamentalistas cristianos que argumentan que Harry Potter es satánico, o que los teletubbies son una apología de la homosexualidad. Los productos de entretenimiento son eso, entretenimiento.

    2. Una compañía creativa produce cosas que tienen un impacto en la gente que las produce. Si tomamos al pie de la letra las alegaciones que haces en el artículo la conclusión que podemos obtener es, como mucho, que Blue Sky usa temas mitológicos cristianos con cierta asiduidad y que puede que el estudio esté formado por gente con esas creencias. Cosa que no es ni mala ni perseguible de por si misma.

    3. Se ha escrito mucho sobre el cuento de Horton y su procristianismo, así como la intención original de su autor. Claro que es posible que el autor tuviera en mente doctrinas cristianas, pero es algo en debate. Te aconsejo leer esto: http://www.usatoday.com/news/religion/2008-05-09-seuss-christian_N.htm
    Y, en particular, este párrafo:
    "Like most works of merit, the works of Dr. Seuss have been overanalyzed; many scholars have found devices where there are truly none to be found. For the most part, Ted enjoyed writing entertaining books that encouraged children to read."

    4. En caso de que la intención sí fuera crear un texto con resonancias cristianas... ¿y qué? Es una mitología como otra cualquiera. C.S. Lewis, o Chesterton, eran autores tremendamente cristianos, y a mi me parece que su lectura sigue siendo muy recomendable.

    5. Ten cuidado con tus ejemplos. La página que citas ahí arriba: http://objectiveministries.org/creation/dinosaurs.html
    Es una página "de coña". Creada, si no me equivoco, por la misma gente de Landover Baptist Church.

    ResponderEliminar
  9. Hola marcee, gracias por tu argumenta opinión.

    La página del ejemplo ilustra a la perfección la ideología creacionista, tal y como encontrarás en todas las demás relacionadas, o en el Creation Museum citado. Tanto si la página es en clave de humor como si no, los argumentos son los que ahí aparecen.

    Acerca de "es una ideología más", temo no poder estar de acuerdo, ya que el cometido del lobby creacionista es conseguir que los gobiernos sustituyan las clases de biología por las de "diseño inteligente". Eso a todas luces es un disparate, y por tanto cualquier propaganda encubierta que hagan es peligrosa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, muy buen post, al parecer no fui tan conspiranoico como algunos amigos pensaban!, es muy claro el intento por utilizar las producciones cinematograficas para inculcar sus argumentos y mas cuando utilizan peliculas dirigidas a publico infantil, nos es mas ya que con tu post dices casi todo, excelente, exitos con tu blog

    ResponderEliminar
  11. Si me lo permitís, os cuento una historia.
    Hace unos años, mi hija tenía 8/9 años y en la escuela (publica y aconfesional) donde iba, se empezó a comentar el tema de hacer la Comunión.
    El tema llego a casa y lo hablamos, llegando a la pregunta: "Hija mía, ¿tu quieres hacer la Comunión?", a lo que ella respondió lógicamente "no se", ¿que se le puede pedir a una niña de esa edad sobre sus creencias y dogmas?
    Decidimos que como no demostraba un especial interés en hacer la Comunión, pues que no la haría y tan tranquilos.
    En la clase de mi hija eran 22 alumnos, hijos/as de familias normales. Cual fue mi sorpresa cuando a las pocas semanas ¡20 alumnos/as! empezaron a hacer la Catequesis como preparación para recibir la Primera Comunión. Yo me quedé a cuadros, no era consciente de que hubieran tantos creyentes en mi comunidad, pero al preguntar a algunos padres sobre su decisión, la respuesta más habitual fue "Mira, nosotros no vamos nunca a la iglesia pero, le hace muuuucha ilusión estrenar el vestido y celebrar una fiesta, además, mal no le hace y así aprende historia".
    Tal vez debería haber comentado que tanto mi pareja como yo somos laicos practicantes e intentamos educar a nuestra hija facilitándole información para que ella pueda ir descubriendo y decidiendo sobre su vida..., un ejemplo: al nacer no le pusimos pendientes y cuando ella cumplió los 11 años decidió que quería llevar pues, ahora lleva. Ha sido su decisión.
    Bueno, al grano, y resumiendo, cada cual educa a sus hijos como quiere o como puede pero, si un padre detacta cierto grado de "peligro" en la formación de sus hijos debe actuar y supongo que estaremos de acuerdo en que las peliculas de dibujos animados son FORMACIÓN en estado puro..., ¿o no?

    ResponderEliminar
  12. Estimado Suirám, como todo el mundo sabe, los niños de 9 años son fervientes católicos absolutamente conscientes y convencidos de sus dogmas e ideologías adscritas a dicha religión.

    ¡Y el que lo ponga en duda es un intolerante, ateo, manipulador e inmoral que intenta imponer a todos sus creencias!

    Salud y Lagavulin.

    ResponderEliminar
  13. Shortshot, creo que exageras! Fran, más arriba, te escribió esto:
    "Recuerdo un par de escenas en la primera. En una de allas aparece un TRex congelado con el que se llevan un buen susto y no me extrañaría (especulo) que se desconegele y sea el de la portada de la tercera. En otra aparece una secuencia de animales congelados en fila, que al ponerse delante el perezoso protagonista represetan toda su evolución. Si toma un creacionista esta última escena tomaría la película por evolucionista y no la dejaría ver a sus hijos.
    Creo que estas peliculas se refleja únicamente la cultura o incultura de sus creadores sin más pretensiones en ese sentido."
    Amos, que lo más probable es que seas un poco paranoico. No lo tomes a mal: yo también lo soy(por eso te entiendo). Pero para mí, esas películas, ice age son:
    -Maliiiisimas!
    -Malisssimas!
    -Joder que malas son!
    Y punto! Son puro producto de entretenimiento malo, cutre, falto de imaginación, stop. Pero no creo que lleven nada más que el consabido mensaje de "la amistad" blablabla.
    Lo del arca de Noé...joe hijo, es que es algo muy metido en la cultura. Una película sobre un cuento de hadas es fanatismo del ocultismo?...pues no.

    En cuanto a lo de Suiram, me parece un error bastante típico eso de pensar que la "niña elegirá por su cuenta". Somos lo que somos por la vida que hemos vivido, y por como nos han educado. Hay un 80% de probabilidades que su hija sea agnóstica..porque así la educaron. Creer que somos totalmente libres de elegir es equivocarse. Una educación religiosa hace que una persona sienta predisposición a la religión. Al igual que una educación no religiosa predispone a ser agnostico. Si Suiram es agnostica, está educando su hija según sus principios, que no se engañe. No me parece mal, ojo! Pero no nos engañemos, creyendo que les damos total libertad...La libertad existe, pero está sujeta a las predisposiones.

    Yo desde luego, educaré a mis hijos según mi religión. Si hay que predisponerlos a algo, prefiero que sea a algo en lo que creo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Anónimo por tu opinión. De todo tu comentario me quedo con una frase que encuentro significativa:

    "Creer que somos totalmente libres de elegir es equivocarse."

    En efecto, depende de lo que hayas absorbido durante tus años críticos de formación personal. Por eso, cuanta menos formación des a alguien, menos le condicionarás. Por otro lado, es un error muy típico confundir el ateismo o agnosticismo con otra religión en sí misma; no dar una educación religiosa tampoco significa inculcar unas ideas concretas, sino no inculcar ningunas y dejar ese hueco pendiente de rellenar.

    No es lo mismo el color blanco que el transparente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Si no tienes formación para ciertas cosas, no puedes entender esas cosas. Esa es mi opinión.

    La religión también nesecita cierta formación para entenderse (que sí, que sí, no todos somos idiotas). Si dejas el hueco totalmente vacío, lo más probable es que quede vacío para siempre. No sé si eso es libertad.

    Si crees que eso es lo mejor...pues hombre, es tu opinión. La entiendo, y en cierto sentido, incluo me parece loable. Pero eso de que un niño que no reciba ningún tipo de formación religiosa pueda luego elegir libremente, no me lo acabo de creer.

    Además, no quiero ofenderte (lo digo en serio), pero el ateismo, a mi entender, sí es una religión: porque afirma algo: que Dios no existe, al igual que ciertas religiones afirman lo contrario. Ambos casos carecen de pruebas cientificas que les apoyen. Vamos, el ateismo no es religión en sentido estricto, pero a efectos prácticos, se puede considerar como tal.

    Lo que si se podría considerar una ausencia de religión es el agnostisismo. Pero al fin y al cabo, no deja de ser, si no una religión, una actitud. Y las actitudes también se "inculcan".

    Hey! Que cada cual debe actuar según lo que le parezca major. Creo que la intención de Suiram es buena. Solo que no me la creo demasiado. Educar totalmente "en blanco" se me antoja una tarea imposible. No puedes dejar, aunque sea por tu actitud, de dar a entender a tu hijo como piensas. Y estos imitan a sus padres, y "absorben" lo que ven. Son así, son tus hijos... No sé, es que me parece un poco utópico, si digo la verdad (sin ánimo de ofender!). Pero respeto su decisión.

    Pues un saludo.

    PD: Tienes problemas con la pagina? a lo mejor recibes este comentario más de una vez...

    ResponderEliminar
  16. "PD: Tienes problemas con la pagina? a lo mejor recibes este comentario más de una vez..."

    No, no tengo problemas, lo que pasa es que la puse en modo "moderación" para evitar spam, trolles, etc. y los comentarios se van publicando según les voy dando paso.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  17. Ice Age, metáfora antiabortista... wtf!?

    No he visto las películas, así que he de fiarme de tu argumentación... por descontado aplastante, sin duda o_o

    ResponderEliminar
  18. En la primera Ice Age, no creo ver más posible antiabortismo que la metáfora de proteger al bebé. Además, dicha visión seguramente sea bastante paranoica por mi parte (causada, eso sí, por los posteriores filmes de la compañía)

    Sin embargo, si ves Horton, tendrás un claro ejemplo de antiabortismo y creacionismo en todo su esplendor. Además, si escuchas con atención la canción de los créditos del final, verás que no esconden para nada la intención proselitista.

    ResponderEliminar
  19. Sinceramente, la argumentación me parece tan cogida de los pelos que roza la paranoia, y revela un sectarismo tal como el que pretendes "¿desenmascarar?". Por supuesto que a mis hijos los educamos nosotros (su madre y yo), en la medida de nuestras posibilidades y de las influencias externas, pero tan abominable me parece que se le intente imponer el sentido antiabortista como las reflexiones tan laxas que los proabortistas refieren muchas veces.
    Una apendiceptomía no es buena, una colicestomía es el mal menor, y un aborto es el último y peor de las soluciones, esa es la visión que quiero que tengan mis hijos, y para ello hay que evitar, hasta que tengan opinión formada y propia opiniones como la de ciertos obispos, y como la de usted mismo. Los polos se tocan, y el frió intenso provoca calor y quemazón.

    Por cierto los valores humanistas que en encuentro en la primera parte, me parecen al menos interesantes, y prefiero educar en vida que no educar en muerte, máxime cuando mi hijo pequeño apenas tiene 2 meses y he vivido de nuevo lo maravilloso del proceso.

    ResponderEliminar
  20. lo que es no tener que hacer..... y va por mi tambien, por estar leyendo

    ResponderEliminar
  21. Háztelo mirar por un profesional.

    ResponderEliminar
  22. Gracias por su comentario, señor Anónimo. Argumentos como el suyo son la señal de que voy por el buen camino y me motivan a seguir reflexionando.

    ResponderEliminar
  23. En serio, ¿estás de coña no? Es una puta película joder...

    ResponderEliminar
  24. s0n una verga jajajajajaja

    ResponderEliminar

Siéntete libre de opinar lo que te plazca, pero hazlo de manera educada. Los ataques personales que no hagan ningún otro aporte no serán publicados con el fin de mantener el tono de cordialidad.